La Vaca que ríe ha contado con CPWorks para producir su spot en el que Samantha Vallejo-Nágera es la protagonista. Con la creatividad de la agencia Y&R, el director ha sido Santiago Capúz, Rebeca Rodríguez la productora y Javier de Uabel el DOP. Con este spot, la empresa quesera quiso dar a conocer las propiedades de este alimento sin conservantes, sin colorantes, sin aromas añadidos.

Una curiosidad de la marca ha sido su toque humorístico. Esta lógica viene de lejos, concretamente del 1922 cuando León pide a su amigo Benjamín Rabier crear la célebre ilustración, el inicio de cómo conocemos hoy en día a La Vaca. León abandona la idea de la vaca de pie y se focaliza en la sonrisa divertida de la vaca, la misma con la que Rabier había decorado todos los vehículos de su unidad durante la guerra. El éxito es inmediato y el público acoge rápidamente la personalidad alegre y atractiva de la ilustración y, por lo tanto, de la marca.

La Vaca que ríe, con naturalidad, sin miedo, sin duda, sin complejos

En cuanto a la campaña, el mensaje que transmite es muy sencillo. Y precisamente en esa sencillez está su fuerza. “Con naturalidad, sin miedo, sin duda, sin complejos”. Con este slogan hacen también un guiño a la cocina de Samantha.

Este vídeo se centra en la figura de la cocinera y cómo sus historias van ligadas con la cocina y a veces con la improvisación. En un ambiente distendido y con un punto de humor. Ella nos explica que haciendo el catering de una boda, tuvo un imprevisto y llamó a unas personas de su equipo que finalmente se supo que eran los protagonistas, el novio y la novia.

Aquí puedes ver la pieza al completo:

¿Estás interesado en pedir un presupuesto para conseguir un producto de un tipo similar? No dudes en pasar por nuestro formulario de contacto.